jueves, 29 de marzo de 2012

En el fondo es que vamos de buen rollo...



Parafraseando a Spinoza, diríamos que nadie sabe lo que puede un transeúnte. De pronto, seres humanos que no se conocen y que es probable que nunca más vuelvan a coincidir, deciden coincidir en un punto, un mismo día a una misma hora, para hacer lo mismo en una misma dirección. Que sea para participar de una fiesta o para hacer una revolución es sólo una cuestión de intensidad, de una intensidad que señala la diferencia entre poder cambiar la sociedad y cambiarla de verdad. Pero el acto primero siempre es el mismo: bajar a la calle, para reunirte con otros y otras.

11 comentarios:

  1. En el fondo hay un buen rollo que no veas, y así va el mundo.
    La calle el espacio de socialización...ciertamente...somos las personas las que hacemos que todo se mueva. El problema que yo veo es que actuamos siempre tarde, hay que moverse antes, mucho antes.
    Los distintos movimientos sociales que hoy existen, y que siempre han existido se han de seguir dando porque es la única manera de consguir la transformación y el cambio, una sociedad crítica es una sociedad viva. Abogo por la participación social activa, porque todos estamos incluidos, solo cuando nos afecta nos movemos, y creo que eso no debe ser así...nos distraen con fútbol y otras cosas y lo realmente importante está ahi, vivimos en una sociedad capitalista en plena decadencia, y en el fondo tenemos parte de responsabilidad de como queremos nuestra sociedad, esa en la que todos vivimos.
    Orden público no como algo punible, sino como estructura organizada, donde se interactua...me gusta el video, hay que ser más criticos y pensar... Querido Rey, en su reino yo seria una revolucionaria pensante...simplemente queda el Hazlo.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado el texto y la opinión de Thunderbird.
    Os sigo.

    ResponderEliminar
  3. y si no aparece a la vuelta de la esquina, aparecera en la mitad de la calle (o no)

    ResponderEliminar
  4. Kya∇: venga ese beso, otro para usted.

    Antevasin: bienvenida, pero no nos siga, acompáñenos.

    ResponderEliminar
  5. Thunderbird: Déjenos cantarle aquello de que «es la resignación el peor de los pecados», o ya metidos de lleno en el "desorden" del Deseo: «Soñar y desear; atreverse a transformar todo aquello que nos jode»; como nos recomendó el Doctor.

    ChocoLate: Y cualquier lugar es lindo para bailar; pero en medio de la calle, más.

    ResponderEliminar
  6. Hay un rollo de egoísmo sobrenatural. Aquí, cada uno va a lo suyo y los demás que se jodan. Esa es la política actual.

    Un vídeo excelente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. En una sociedad tan individualista, que nos educa desde pequeñ@s para ser "competitivos", entendiendo por competitividad en este caso pisar a los demás, ir a lo tuyo, y si a ti te va bien, que le den al mundo, y si no, dale tú una hostia a alguien para quitarle el sitio, es complicado que se movilice la gente, aún así, también es magnífico ver que ya se está haciendo, y no son cuatro gatos.
    Esperemos que se siga contagiando, si el cambio no parte de nosotr@s, nadie nos puede salvar el pellejo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Josef: El egoísmo siempre es sobrenatural porque pretende una trascendencia que no puede tener por méritos propios.

    Dahlia: El individualismo sería otra cosa si se considerara como estar a favor de cada uno de los individuos que forman parte de las colectividades humanas, indepedientemente de que dichos individuos pertenezcan a la misma comunidad o no.

    Gracias a ambos por volver por aquí con sus aportaciones.

    ResponderEliminar

Cualquier cosa que nos diga es una gran aportación.
No se modere, nosotros no lo hacemos.